Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Quetzalcoatl

Quetzalcoatl, dios de la sabiduría, del viento, inventor del calendario, protector de los artesanos y una de las deidades principales del panteón azteca.
 
Se le conoce como Quetzalcoatl, La serpiente emplumada, por su aspecto, mezcla entre un cuerpo de serpiente y las plumas de un Quetzal.
 
En uno de los mitos de la creación aztecas se le identifica con uno de los cuatro Tezcatlipoca, el Tezcatlipoca Blanco, creador y señor del Oeste y simboliza la vida, la luz, la sabiduría, la fertilidad y el conocimiento. En el mito de los cinco soles es el encargado de crear la era del segundo Sol, el sol del aire, que acabó con la humanidad con grandes vientos y huracanes provocados por Tezcatlipoca.
 
Sus orígenes se remontan a civilizaciones anteriores como la Tolteca, se le vincula con otras deidades como el dios maya del viento Kukulcán e incluso se le atribuye una forma humana y se le identifica con un personaje histórico real, Topiltzin, un gobernador Tolteca que intentó acabar con el ritual de los sacrificios humanos alrededor del siglo X.
 
 
Leyendas de Quetzalcoatl
Una de las leyendas sobre Quetzalcoatl nos cuenta que después de la era del cuarto Sol Quetzalcoatl, junto con su hermano Xolotl, descendieron al Mictlán para conseguir los huesos de los humanos muertos en el gran diluvio de la cuarta era. Al enterarse Mictlantecuhtli, señor del inframundo, mandó en su persecución a unas codornices. Durante la huida Quetzalcoatl soltó los huesos que se rompieron en mil pedazos. Pero no todo estaba perdido, Cihuacóatl recogió los restos y los trituró en un mortero de jade, los mezcló con la sangre de Quetzalcoatl y crearon a los primeros humanos de la era del quinto Sol.
 
Otra de las leyendas nos relata como Quetzalcoatl viendo el abuso de los otros dioses sobre los humanos decidió convertirse en uno y compartir el conocimiento de los dioses con ellos. Les enseñó a cultivar maíz, el arte de la orfebería, a teñir el algodón, astronomía, enriqueció su escritura, fomentó el culto a los dioses y prohibió los sacrificios humanos. Tezcatlipoca viendo la popularidad que había Quetzalcoatl decidió acabar con él junto con Tlazolteotl, diosa de la lujuria. Le dieron a beber pulque y lo emborracharon hasta tal punto que Quetzalcoatl se acostó con su propia hermana (o con Quetzalpetatl, una de las sacerdotisa de su propio culto, según las versiones). Al final, humillado y avergonzado, decidió partir en una balsa hacia el este prometiendo regresar el año Ce-Acatl que coincidió con la llegada de los españoles, con Hernán Cortés a la cabeza, en el año 1519.
 
Otra leyenda curiosa del dios serpiente nos relata como enseñó a su pueblo a cultivar el maiz. Gracias a sus conocimientos la población humana creció y las reservas de alimentos cada vez eran más escasas, entonces Quetzalcoatl se fijó en una hormiga que transportaba un grano de maíz y al probarlo descubrió que podría ser una fuente de alimentos para su pueblo. Se convirtió en hormiga y transportó una cantidad suficiente de granos como para llenar un saco y luego convertirlos en la primera plantación de maíz de los aztecas.
 
Fuente: Mitología Mexica

Go Back

Comment