Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Tipos de Violencia Machista – Hasta disfrazados de falsa razón, abundan

July 13, 2017

La primera intención de esta entrada de blog es dejar registrado un debate que se dio en redes sociales, y que por la naturaleza de las mismas redes sociales, pronto quedará en el olvido de las líneas del tiempo, o incluso será borrado. Convertirlo en una entrada de blog es una forma de mantenerlo más seguro contra el olvido, y más accesible para todo aquel que quiera participar del tema.

En mi opinión, por un lado: tiene una exposición muy buena, sana, bien fundamentada en datos reales, educada y respetuosa, por parte del compañero que argumenta en contra de la violencia, y a favor del feminismo.

Y por otro lado, tiene una exposición pasivo-agresiva, mal documentada, des-informada, confusa, y a ratos francamente falsa, irrespetuosa y muy violenta, de alguien que es un claro ejemplo de una persona que no cree en la importancia del Feminismo, que no conoce del tema, o que francamente es machista (asumido o no).

La segunda intención es tratar de ayudar a las personas a identificar las posturas clásicas, las técnicas "de cajón", los falsos argumentos por default, de las personas que tratan de minimizar la importancia de luchar en contra del machismo, tratan de desacreditar al feminismo, y últimamente viven en una negación de la realidad – ya sea por inconsciencia, o porque les conviene y lo hacen conscientemente – en cuanto a lo dañino del sistema patriarcal y hetero-normativo en el que las mayorías de las sociedades se encuentran viviendo.

¡Espero que sea alimento para la reflexión, y que los pueda ayudar en algo! Bienvenidos sus comentarios en la parte inferior de mensajes.

 

 

MENSAJE ORIGINAL QUE ACOMPAÑABA A LA IMAGEN:

"La violencia machista tiene diversas expresiones, desde la más sutil hasta la más evidente. Sin duda, nadie se pierde al reconocer que violencia son los golpes, pero no vemos así a los piropos, que están tan naturalizados en nuestra cultura que creemos que es una suerte de favor que le hacemos a la mujer para "alimentar" su autoestima.

La violencia machista está rodeada de mitos que permiten o buscan su 'naturalización' o su 'aceptación' ominosa de algunas acciones o comportamientos, por ejemplo, pensar que un hombre es violento por naturaleza, o que el alcohol es la causa de un acto violento, o que los celos son muestras de amor.

Una persona no nace siendo violenta, como no nace siendo amable, honesta, trabajadora, perezosa, mentirosa o solidaria. Un hombre por naturaleza no es valiente, como una mujer por naturaleza no es tierna, todas estas actitudes son forjadas durante nuestro particular, diferente y complejo proceso de crianza y socialización. 

La personalidad es una mezcla de temperamento (parte genética), y carácter (parte social). De ahí que el entorno social moldea el temperamento hasta forjar un carácter. Dicho así, todas las personas somos potencialmente violentas, así como somos potencialmente tiernas, en tanto el entorno en el que nos desenvolvemos desarrolla una actitud a saber.

Cuando hablamos entonces de violencia machista, hablamos de una cultura que alimenta los patrones violentos de los hombres, y fomenta los patrones de sumisión y vulnerabilidad de las mujeres. Entender esto es clave, para comprender la importancia de la lucha y resistencia de las mujeres que se organizan en el movimiento feminista y que cada vez más van encontrando patrones de violencia que, como hombres, nos cuesta ver y aceptar. 

Y enfatizo el uso que acabo de hacer de las palabras: entender y comprender. 

Para este caso, entender, es el esfuerzo intelectual que se hace para analizar la dialéctica de las categorías sexo-género en el seno de un escenario socio-cultural y un determinado momento histórico. Comprender, por su parte, es filtrar el conocimiento desde los sentimientos y las emociones (el sentipensamiento), y esto se logra cuando uno observa lo que pasa a nuestro alrededor y procura usar la empatía.

Entonces de lo que se trata es aprender a reconocer las acciones violentas de los hombres y erradicarlas. Acciones que incluso son replicadas por mujeres al aceptar la masculinización o aceptación social de los hombres.

Si la sociedad aprende esto, dejaríamos de meter presas a mujeres que tuvieron abortos espontáneos, asustarnos cuando vemos a una pareja homosexual besarse, o castigar socialmente a una mujer que sale en un video íntimo, cuando en la vida privada somos unos malditos violadores en potencia".

La imagen fue tomada del muro de R. Canizales F.
Los textos son de Fénix Leviatàn.

Y ASÍ... COMIENZA EL DEBATE:

Postura típica de alguien que no cree en la importancia del Feminismo, que no conoce del tema, o que francamente es machista (asumido o no):

"Con todo respeto, te ves encantador con todo ese rollo bandera de la lucha feminista, pero quizá no has vivido lo suficiente para darte cuenta de que las mujeres son iguales – o peores – que los hombres. Tengo amigas lesbianas, que hacen exactamente lo que tú describes (en la imagen) con sus parejas y les "montan verga" como se dice popularmente por aquí, y son mas locas y feroces que un hombre en contextos similares. En el plano heterosexual, también hay mujeres celosas, controladoras, que te quieren "dar riata" si no te les montas cuando ellas quieren o si tú no quieres. Te aconsejo que vivas y reflexiones sobre la vida. No pierdas tu tiempo, eres un muchacho valioso, pero te diluyes con toda esta mierda, lees algún texto y entonces asumes que lo sabes todo. El problema es un problema humano que afecta a todos, hombres y mujeres por igual, somos producto de un contexto social y cultural que aún no entendemos en toda su complejidad, y no hemos sido lo suficientemente capaces para dilucidarlo y usarlo para educar y sobre todo para transformar este sistema actual de las cosas. [...]". [De Ollin P.]

Respuesta del que entiende y conoce del tema:

"De hecho, los casos que usted menciona no niegan ni refutan lo que planteo: la violencia es una conducta aprendida y desarrollada socialmente.

Por supuesto que hay casos de violencia hacia la pareja en parejas de gays, lesbianas o mujeres heterosexuales. Cuando la violencia es el marco de aprendizaje, las relaciones humanas se establecen dentro de sus parámetros, entre ellas, las relaciones de pareja. Mitos como que los celos son muestras de amor, o que el tiempo, amistades y decisiones de mi pareja también son mis decisiones, son reflejo de eso mismo.

Partiendo de esta premisa es importante matizar que, si bien la violencia es una condición que cualquiera puede desarrollar, el machismo en la sociedad fomenta en mayor medida la conducta violenta en los hombres que en las mujeres, de ahí que la lucha feminista cobre relevancia al poner el dedo en la llaga y señalar esas situaciones para cambiarlas.

Y puedo hacer una lista, no de cosas que he leído, sino de cosas que he conocido con mis amigas, familiares y población de comunidades con las que trabajo:

* Mujeres que han adquirido infecciones de transmisión sexual porque sus parejas son mujeriegos.

* Hombres que guardan el DIU de sus parejas, y que no las dejan ni siquiera asistir a talleres o capacitaciones.

* Hombres que no dejan que las mujeres asuman cargos de dirección en ADESCOS o juntas de agua. 

* Hombres que hostigan con insinuaciones sexuales a compañeras de trabajo o subordinadas.

* Hombres que rozan el pene descaradamente en el bus, o que van en el carro masturbándose y procuran que una mujer o niña los vea, hombres que van en el bus masturbándose.

* Amigas que durante la infancia fueron abusadas por sus padrastros, tíos o primos.

* Hombres que dicen: "la mujer es como la yegua, que sólo a trancazos entiende".

Y así puedo seguir con una infinidad de situaciones por las que pasan las mujeres y que, estadísticamente no son comparables con aquellas por las que pasan los hombres, por eso, para hacer esa transformación que usted menciona, es importante entender la fenomenología de la violencia machista". [De 
Fénix L.]

Respuesta típica de alguien que no cree en la importancia del Feminismo, que no conoce del tema, o que francamente es machista (asumido o no):

"Todo eso que tú expones lo sabemos todos, pero la cultura machista no sólo es contra las mujeres, sino también contra los mismos hombres, ejemplos sobran, especialmente en un país como este [El Salvador], con los niveles de ignorancia y manipulación mediática que existen. Pero el meollo del asunto, es que este tipo de comportamiento no va a resolverse victimizando a la mujer y mucho menos empoderando organizaciones feministas que actúan como si viviéramos en tiempos de las cruzadas, o como si fueran la santa inquisición. En mi opinión, estas organizaciones sólo incrementan la confrontación, pues criminalizan al hombre, y no a la sociedad; criminalizan al individuo, pero no educan, [que es lo que se necesita] para empezar a combatir el problema, especialmente en una sociedad como la nuestra. [Más bien] se debería de extirpar la violencia femenina contra la niñez, debería denunciarse públicamente esta costumbre tan arraigada y tan aceptada, porque es la forma en que [supuestamente] "una Madre educa a sus hijos". Gran parte de esa violencia que viven las mujeres es un reflejo de estas costumbres. Así que como le digo, aquí lo importante es el Estado de Derecho, es la garantía de que hombres, niños, mujeres, animales, árboles, y todo ser vivo se sienta protegido y tenga las condiciones para su desarrollo. Todo lo demás sólo divide y confronta. A mí personalmente me da asco esta agenda feminista, recientemente se le canceló la participación en una exhibición de arte a una artista, una pintora joven, que pinta escenas eróticas, pornográficas, explícitas, pero "como es mujer", todo el medio anda ahora condenando la "censura", porque "una mujer [sí] tiene derecho a representar a su genero como un objeto sexual". Yo le digo [a usted]: No se meta en camisón de once varas, las mujeres tanto como los hombres somos fruto de nuestras contradicciones. Bien día y perdone que lo agobie". [De Ollin P.]

Respuesta del que entiende y conoce del tema:

"La cultura machista afecta a los hombres en tanto nosotros tenemos la presión social de demostrar permanentemente nuestra hombría y virilidad. 

Frases como "los hombres no lloran", "no seas culero", "hágale huevos", "sea hombre", "no seas maricón", entre otras, apelan a características vinculadas a lo femenino que se asocian con algo vergonzoso para los hombres, de ahí que en el intento de demostrar nuestra hombría hacemos pendejadas que terminan violentando a las mujeres, a otros hombres, y a nosotros mismos.


Entonces, la cultura machista violenta directamente a las mujeres [y] en la [misma] medida obliga a los hombres a ejercer ciertas prácticas o mandatos sociales.

Las costumbres, las tradiciones, nuestro sistema de valores, tienen elementos idiosincráticos que giran en torno a la superioridad masculina y exaltan virtudes vinculadas con los hombres, condiciones que originan la violencia en sus distintas expresiones, por eso es importante que las personas analicen esto para ir cambiando esas prácticas violentas de la sociedad.

Por otro lado, habría que diferenciar a qué nos referimos con victimización, porque esa palabra también la suele ocupar el hombre acosador para decir que la acosada es "una exagerada por denunciar".

Y por último, lamento que usted haya tenido una experiencia personal negativa con las feministas y que esta le haya creado un sesgo sobre el movimiento, sin embargo, si las mujeres no se hubieran organizado en las agrupaciones feministas, no habrían logrado cambios a favor de sus derechos, como el voto, la participación en elecciones, la libertad de organización, la igualdad económica, la protección ante parejas violentas, u obligar a los padres irresponsables a pagar por la manutención de sus hijos.

Buen día y no se preocupe [por agobiarme]: Me gusta este intercambio de experiencias". 
[De Fénix L.]

Contra-respuesta típica de alguien que no cree en la importancia del Feminismo, que no conoce del tema, o que francamente es machista (asumido o no):

"Interesante lo que describe Fénix L., y le doy la razón en muchas cosas, pero en primer lugar en ningún momento hiciste mención de mi comentario sobre la violencia que las mujeres ejercen sobre los hijos, y en especial sobre los varones cuando son madres dejadas, como una proyección de odio hacia la ex-pareja. Pero el asunto central aquí es encontrar las raíces del problema, y no hacer argumentos sobre las causas y nadar en el desierto, pues si queremos hablar de la erradicación de la violencia en los hombres y esa supremacía varonil y machista, entonces para empezar [tendrías que] eliminar la guerra, o dejar que todas las mujeres soldados vayan a pelearlas, mientras los hombres se quedan en casa cuidando niños. Mira el ejemplo de Europa o Estados Unidos, el machismo sigue existiendo aunque en niveles mucho más bajos, porque el varón educado tiene otros referentes y suprime esas expresiones, porque tiene la capacidad de evaluar y apreciar desde la perspectiva del otro. Por otro lado, lo que mencionaba, cuando una persona vive en un Estado de Derecho, las personas cambian, se transforman, pues así como no tienen que vivir a diario la cultura del abuso y no proyectan a diario esa tragedia, también reconocen cuáles son sus limitaciones, y como decía alguien: "la libertad de uno termina donde comienza la de los demás"; así, nuestro problema tiene que ver con la cultura de la impunidad, [y de la corrupción], eso [incluye también] el autoritarismo típico de nuestros países y nuestra Historia. Entonces, ¿por dónde comenzamos para cambiar esto? ¿De qué hablamos y cómo caracterizamos el fenómeno? No, no, el problema No es el machismo, el problema es la disfuncionalidad de un sistema político, porque así como las organizaciones de mujeres han conquistado derechos, también lo han hecho con el apoyo de muchos hombres y la historia social tiene que ver con la lucha por estas reinvindicaciones, donde hombres y mujeres hemos estado en esa lucha titánica contra un enemigo común. El problema con las feministas es que [pertenecen a] un movimiento que divide y confronta; por esa razón en España los índices de hombres que matan a sus parejas son muy grandes y crecen, porque ahora ya no hay términos medio, cuando en un conflicto se llega a un punto ciego, sólo queda el último recurso: Matarlas, y en eso se matan también a los hijos y a ellos mismos. Así que eso es lo que se alimenta en una sociedad como la nuestra, porque no se tratan y enfocan las cosas desde la raíz, sino que se llevan a cabo esas campañas cliché, que sólo confrontan. Eso es todo, lo he visto y lo he vivido en Europa y en los EE.UU., veo esa situación en España y aquí [El Salvador] veo cómo se radicalizan las posturas tanto de los hombres como de las mujeres, porque nadie está haciendo bien el trabajo, recién se celebró un encuentro de feministas en Suchitoto, y como despedida realizaron una fiesta en la que según algunos comentarios, sacaron lo peor que podría ser cualquier hombre. Así que mis queridos amigos, no pretendo darles lecciones de nada, pero aterricen". [De Ollin P.]

Contra-respuesta del que entiende y conoce del tema:

"Creo que sin duda es un ejercicio intelectual muy profundo el que debe hacerse para determinar la causa, el origen o la fuente de la violencia en los seres humanos. Un análisis holístico desde la psicología, sociología, antropología y filosofía. Es claro que no nacemos violentos pero el entorno nos enseña el uso de la violencia, ya sea como un arma para reafirmar el poder, una técnica para mantener nuestro estatus, o como un falso recurso para resolver problemas.

Es cierto que hay casos de madres violentadoras, que proyectan sus frustraciones contra sus hijos, como los hay casos de padres y esposos violentadores que proyectan sus frustraciones con sus parejas e hijos. Todos y todas somos potencialmente violentos, y estamos expuestos a recibir violencia, eso no está en cuestión. 

Sin embargo, cuando se habla de violencia machista, se trata de poner en evidencia comportamientos y actitudes que se expresan en la cotidianidad, que se han investigado en su origen, y que éste deriva de los estereotipos de género, lo que entonces se necesita es cuestionar esos comportamientos y actitudes, que deben erradicarse, y de ahí que el trabajo organizado de las mujeres es importante para unirse y cuidarse.

Claro, la unión y solidaridad entre las mujeres (sororidad) es difícil porque el sistema político dominante permea en sus procesos de socialización, actitudes y comportamientos, lo que provoca la división y rivalidad entre ellas, pero ese es su reto. 

Yo no tengo experiencias negativas de feministas, de hecho he aprendido mucho de ellas. Yo no tengo experiencias negativas sobre feministas que tengan un odio acérrimo y visceral contra los hombres per se. Sí he conocido un par de mujeres que tienen cierto recelo con los hombres, pero creo que sus actitudes más que por un asunto ideológico se deben a que hay traumas y duelos que necesitan ser sanados, y eso se encuentra tras esas actitudes, pero por lo general las feministas están claras en que deben señalarse aquellas acciones o comportamientos que les afectan en su cotidianidad, porque lo viven, y ya es problema de los hombres el sentirse aludidos o señalados por sus críticas necesarias.

Es cierto que ha habido hombres que se han solidarizado con la lucha de las mujeres, pero son pocos en comparación a los hombres detractores, y por ejemplo, para el caso del derecho al voto, no fueron los hombres los que amablemente dijeron: "pobrecitas las mujeres, dejemoslas votar". 
[De Fénix L.]
 
"Última palabra", típica de alguien que no cree en la importancia del Feminismo, que no conoce del tema, o que francamente es machista (asumido o no):
 
"En los años 80s, una amiga en México, una amiga Antropóloga, organizó una serie de conferencias con ponentes internacionales para tratar sobre la problemática de la Mujer, y una de las principales conclusiones fue que "el peor enemigo de la Mujer es la Mujer misma", especialmente mujeres desarrollando un papel social como el de la suegra, la hermana, o dentro de instituciones como la iglesia, etc. Yo estoy muy de acuedo con Fenix, en la nececidad de denunciar y contrarrestar las prácticas abusivas e intrusivas hacia la Mujer. Yo soy Padre, soy Abuelo, y en ningún momento aceptaría que alguna de las mujeres de mi familia conociera el abuso. Pero el asunto crucial por el cual me detuve a argumentar contigo sobre esto, es porque como lo dije antes, mientras no tengamos un enfoque bien concreto, nos podemos pasar la vida haciendo estudios, así como los hay sobre la pobreza – y los hay nuevos todos los años – y se celebran simposios, y se come y se bebe, bajo el paraguas intelectual de la clase que lo sabe todo y nunca resuelve nada. Podrían comenzar las Mujeres por educarse a sí mismas, pues para mí una mujer no es alguien con dos chiches y una sonrisa glamorosas: una Mujer es un Ser que se asume conscientemente, con su dignidad, respeto a si misma y a su capacidad de elegir, y es todo lo contrario que se representa en la cultura estereotipada y en los cliché que se imponen y usan por conveniencia. Al igual que ser un Hombre no es tener un chile entre las piernas, el proceso educativo y formativo define a la persona y le da la oportunidad de definirse como tal, sea rico o pobre, incluso muy humilde puede ser una persona, pero si tiene esa integridad, ésta define su vida. El propósito central de andar metido en estas palabrerías, es como lo mencioné antes, que el sistema maneja el concepto de "Divide y Vencerás". Creo que el enfoque deber ser hacia la educación, el crear consciencia, el unir y sumar en vez de dividir y confrontar. Los colectivos feministas deberían de trabajar para diluir esos estereotipos y para exponer la enfermiza relación de "Sexualidad y Religión", gran componente del dilema que se vive en estas sociedades católicas. Eliminar las prácticas coercitivas de la iglesia en torno a los Derechos que los seres humanos tienen sobre sus cuerpos. Y como decía Chespirito: " Empiecen por el principio". Gracias, por la oportunidad, muy pronto publicaré una serie de relatos, acerca de la violencia y la canalles femenina, una serie dedicada a exponer cómo cualquier ser humano en una situación de ventaja puede ser capaz de lo que sea, así sea del género que sea. Buen dia y sigan puliendo el pensamiento critico". [De Ollin P.]
 
Apoyo del público feminista:

"[...] hay una cosa que me gustaría mencionar: No "lo sabemos todos", [porque] no dudo que muchas personas seamos conscientes de la violencia contra la mujer, pero: No somos todos. Si uno sale a la calle, y convive con nuestro pueblo, si uno camina y conversa con la gente ahí afuera: te das cuenta que la perspectiva machista contra la mujer está vigente en nuestra sociedad. Es deber de nosotros, los conscientes, hablar del tema entonces para que se vuelva algo que en verdad "lo sabemos todos". Y las agrupaciones feministas también hacen eso". [De Danilo Q.]

"Me agrada mucho este hilo. Me agrada principalmente porque el debate está entre varones. Varios de vosotros estáis siendo conscientes de la problemática. A nosotras nos toca no solo luchar por nuestros derechos sino romper los viejos patrones inculcados y educar en la igualdad. Pero nuestra lucha no sirve de nada si no se hace eco en los varones y se suman a estos cambios. Comienzan a asumir su parte de responsabilidad y trabajan para la igualdad de derechos y oportunidades". [De Gaia S.]

"Felicidades por estos textos, y por defender tan excelentemente tu postura, Fénix, muy bien, muy orgulloso de ti, y me suscribo. Sigue así, y que nadie te diga lo que tienes que hacer o dejar de hacer. Si no les gusta lo que leen: Que no lo lean. ¡Enhorabuena, y lo comparto!" [De Eblis Z.]

Apoyo del público que no cree en la importancia del Feminismo, que no conoce del tema, o que francamente es machista (asumido o no):

"Saludos amigos que están en este fugaz foro público: La clave consiste en que me guste, o no me guste, el tema que trata Fénix, yo ya le di lectura [y por tanto ahora] tengo derecho a opinar, siempre y cuando sea con el debido respeto, [pues] no estamos obligados a estar de acuerdo en todos sus análisis, ¡claro que no! Pero es ahí donde se inicia el: ENTENDERNOS, y me agrada leer a Ollin P. con su análisis, porque esa es la intención de la palabra, “y más claro no canta un gallo”. Si entendemos su pensamiento, estamos atentos a sus acertados análisis. Saludos amigos de la cordillera del Bálsamo y a su vivero de pensadores, con cariño y respeto desde un puerto llamado Libertad". [De Víctor R.]

 

Go Back

Comment

Bajo la Escama del Dragón - el Blog