Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Energetizando las plantas

Todas las plantas poseen un espíritu, y en su cuerpo sutil albergan el poder de atracción de ciertas cualidades. Cuando la bruja las emplea “mágicamente”, le está pidiendo al alma de la planta que vibre con su pedido. Este, por supuesto, se cumplirá si está dentro de su naturaleza. No podemos pedirle al olmo que dé peras, lo mismo sucede con la parte mágica.

Una de las formas de hacer tal pedido, es acercarse a la planta viva y susurrárselo. Recuerda hablar con palabras positivas que atraigan lo que necesitas, no “lo que no quieres o te falta”. Por ejemplo, si te acercas a un rosal y le pides unos escaramujos (frutos) o flores para el amor, hazle saber que deseas vibrar en amor y belleza para atraer a alguien de alta vibración energética con quien compartir tal sentimiento, así te asegurarás un buen amante o pareja que no te lastime. Luego de ello, te impregnas con la energía de la planta a través de un hechizo (ya sea durmiendo con los pétalos de las rosas entre las sabanas, dándote un baño con ellas o haciéndote un collar con los escaramujos).

Otra forma es, teniendo la planta fresca o seca ya en tus manos, cerrar los ojos y concentrarte en dirigir la energía desde tu corazón a las palmas de tus manos, y mentalmente –o hablando , recitando o cantando- hacer el pedido o simplemente declarándolo “ya concretado”. Por ejemplo: “las hojas de esta albahaca, atraen abundancia, atraen abundancia, directo a mis bolsillos”. De ser algo así puedes imaginar como si las hojas fueran un imán y un puñado de monedas de oro entran a tus bolsillos.

En muchas tradiciones se “seduce” al espíritu con el que se trabaja, con cantos y danzas, el fin de esto es despertarlo y convencerlo de que trabaje con nosotros, si esta forma te resuena puedes cantar, bailar o tocar un instrumento o incluso cantar una melodía que te inventes, todo es para propiciar la elevación de las energías y la de la planta.

Si ya tienes un método para “programar” la planta , amuleto o preparado, utilízalo con confianza. La idea de la brujería es que cada quién encuentre su camino y método a través de la experiencia. Si eres principiante intenta alguna de estas formas o inventa una hasta que te convenzas de una que “resuene” contigo. Guíate siempre por la intuición.

 

Lady Mandrake

Go Back

Comment