Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Consagrar herramientas de adivinación

Cuando ya hayas escogido el instrumento que pretender utilizar para la adivinación, deberás darle poder y consagrarlo.
 
Durante las tres noches que preceden a la luna llena, colócalo bajo su luz.
 
El mejor lugar es dentro de casa, a un una orilla de una ventana.
 
En luna llena pon en un altar sal, agua, una barita de incienso quemándose y una vela encendida.
 
Invoca a los elementos, empieza pidiéndoles a las deidades que agudicen tu percepción y entendimiento, que guíen tu vista interior y que te proporcionen sabiduría para saber cómo son las cosas.
 
Siéntate y coloca la herramienta de adivinación delante de ti. Si se trata de una serie, como lo pueden ser las cartas y unas runas, dispérsalas, tómalas y míralas una por una.
En el caso de que sea un solo objeto, levántalo y estúdialo con atención para aprenderte sus características.
 
Cuando sientas que has conectado con él, pasa a consagrarlo.
 
Sostenlo en la mano con la que recibes (la izq. si eres zurda o la derecha si eres diestra), pásalo después por el humo del incienso y visualiza el elemento Aire, y del pensamiento, penetrando en él.
 
Repite el proceso sobre la llama (con cuidado de no quemarte la mano) e imagina que el elemento del Fuego, y de la pasión, lo imbuye. Salpícalo con unas gotas de agua, al tiempo que visualizas el Agua, y la emoción, y, por último, échale un poco de sal mientras ves la Tierra y el reino de lo físico. Sujétalo con las dos manos y sale tu energía.
 
Al terminar la consagración, despide a los elementos, y da las gracias.
 
Después, envuelve el utensilio en una tela violeta o de tu color preferido, o guárdalo en una bolsa de los mismos colores.
 
Mete también en el interior una ramita de albahaca, un poco de romero y ata con una cuerda plateada.
 
A partir de este momento, y salvo que estés llevando a cabo una adivinación, nadie debe tocar tus herramientas.
 
Si lo deseas, puedes también consagrar un cristal especial para guardarlo con los utensilios. Tienes muchos donde elegir, pero los mejores son el cuarzo trasparente o un fragmento de pedernal natural, porque te ayudarán a mantener abiertos los caminos por los que transitan las energía psíquicas.
 
Si lo que te suele ocurrir es que eres demasiado receptiva a este tipo de energías, opta entonces por un cuarzo ahumado o una piedra con agujeros.
 
 
Texto
La bruja de la luna

Go Back

Comment