Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Purificar y Consagrar

PURIFICAR significa eliminar energías negativas y perjudiciales. Es probable que consigas una depuración adecuada si en tu casa reina una atmósfera agradable. Te costara más trabajo armonizar el ambiente cuando la situación familiar este desbalanceada, pero no hay de qué preocuparse, pues tarde o temprano la magia subsanara cualquier ambiente disonante.
 
CONSAGRAR significa dedicar o convertir en sagrada una herramienta mágica, una joya que se llevara encima durante los rituales, un talismán o un amuleto. Puedes hacer la consagración presentando el objeto a los cuatro vientos, salpicando el objeto con agua salada (agua), pasándolo a través de una llama (fuego) o a través del humo del incienso (aire) y luego echando algo de tierra encima (tierra).
 
Son las hechiceras, magos y brujos los encargados de consagrarlos, porque al momento de realizar el ritual la persona queda expuesta a diferentes energías, ya sean positivas o negativas, que un aprendiz no siempre puede manejar. Sin embargo, aquí os voy a explicar algunas formas sencillas para consagrar tus amuletos y talismanes cargándolos de energía positiva. Prepara tus amuletos y talismanes y realiza cualquiera de las cinco maneras de consagrarlos:
 
1- En un sitio fuera de tu casa, deja el amuleto en un plato blanco nuevo durante cinco minutos para que se cargue de la energía del sol; después pon la mano derecha sobre el amuleto y la otra mano en el corazón y di lo siguiente:
 
Por medio de este amuleto, yo (di tu nombre completo) te pido que me brindes protección, para que nadie me haga daño y así pueda cumplir mis objetivo
 
Déjalo en reposo por 45 minutos y repite la misma operación, pero ahora del otro lado del amuleto, incluyendo los 45 minutos de reposo. Al terminar, ponlo en un lugar oscuro, donde nadie pueda verlo ni tocarlo durante siete días. Transcurrido este tiempo, estará listo para que lo puedas utilizar.
 
2- En una mesita con un mantel blanco coloca en forma de circulo: dos velas blancas, un vaso con agua, un plato con tierra y una varita o cono de incienso. En el centro coloca el amuleto; prende las velas y el incienso; pon un péndulo arriba del amuleto por 30 segundos, para que se cargue de los cuatro elementos de la naturaleza. Pasado este tiempo, coloca el péndulo junto al amuleto hasta que se consuman las velas y el incienso. Después, úsalo en tu bolso o en tu bolsillo.
 
3- Unge una vela blanca con esencia de sándalo. Enciéndela en un lugar seguro. Haz una oración a media voz a tu guía espiritual o santo de tu devoción. Colócala sobre un plato nuevo blanco y liso. Rodea el plato con el polvo de hojas secas de laurel. Cerca de la vela, coloca el amuleto que quieres consagrar, cuidando de que no se queme. Deja consumir la vela y después perfuma tu amuleto con la esencia que usaste para la vela y déjalo por espacio de una hora expuesto a los rayos del sol. Envuélvelo en una tela blanca y guárdalo por espacio de 24 horas, al cabo de las cuales podrás usarlo con la seguridad de que esas energías trabajan solo para ti.
 
4- Coloca tu amuleto o talismán dentro de un vaso con agua y tres cucharadas de sal, durante diez minutos. Después sácalo y déjalo en reposo hasta que se seque; cuando ya esté listo, pásalo por el humo del incienso de cualquier aroma. Coloca el amuleto y el péndulo en un costalito y llévalo todo el día, del lado izquierdo; en la noche, coloca su costalito debajo de la almohada del lado izquierdo. Debes repetir el mismo procedimiento por siete días; pasado este tiempo, ya estará listo para usarse.
 
5- Otra forma de consagrar es empleando palabras mágicas e inciensos entre otros.
 
 
Mijail Constantine.

Go Back

Comment