Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Caronte

Caronte es un personaje de la mitología griega, hijo del dios Érebo y la diosa Nix. Era el encargado de transportar con su barcaza las almas de los muertos a través de los diferentes ríos, hasta las puertas del Inframundo, custodiadas por cerbero; eso sí, a cambio de un óbolo (moneda que se les introducía a los muertos en la boca precisamente para poder pagar a Caronte). Éste tenía órdenes del dios Hades (dios del Inframundo), de no dejar pasar a ningún ser VIVO ni a ningún alma que no hubiese recibido sepultura, a las cuales no transportaba y las dejaba vagando por el Inframundo durante la eternidad.

Además, al que no pudiera pagarle el tributo de óbolo tampoco los trasladaba y los dejaba deambulando por la rivera del rio durante 100 años, hasta que accedía a llevarlos de forma gratuita. Caronte solo guiaba la barca, es decir, usaba a las almas que no podía dejar pasar para que remaran por él. Se le conocía como un viejo miserable, mezquino, siniestro y muy apático. Además, era muy duro e inflexible con las almas a la hora de transportarlas. Físicamente era muy feo, tenía las barbas y el pelo muy largos y grisáceos, estaba vestido con harapos rasgados y un sombrero negro redondo y tenía una larga vara con la que atizaba a las almas que se querían colar o no cumplían sus órdenes.
Aun así, hay historias que cuentan que algunos vivos consiguieron llegar hasta este lugar.

- Hércules, por ejemplo, cuando tuvo que ir al Inframundo a cumplir uno de sus famosos trabajos, consiguió pasar propinándole una gran paliza a Caronte, quien finalmente tuvo que acceder a llevarlo a la fuerza, por lo que después, éste fue castigado por el dios Hades a pasar un año entero encadenado en el Tártaro, por haber llevado un ser vivo hasta su reino.
-Orfeo, mediante su música, encandiló a Caronte, durmiéndolo por completo, a la vez que calmaba a Cerbero, consiguiendo entrar así en el Inframundo para rescatar a Eurídice, su amada.
- Por último, Eneas, utilizó una rama de oro como salvoconducto de los dioses, la cual le había sido entregada por la sibila de Cumas (profetisa) y daba permiso a entrar en el Inframundo sin problemas.

Nidria

 
 

Go Back

Comment