Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Congelar a tus enemigos

El hielo es un elemento muy interesante cuando hablamos de rituales de protección y de defensa. El hielo frena a nuestros enemigos e impide que nos lleguen las malas vibraciones (envidia, celos, malos pensamientos, etc.) que vienen del exterior.
Asimismo es una especie de cortafuegos en contrahechizos cuya finalidad es neutralizar conjuros de alguien que desea hacernos daño.

Este sencillísimo ritual mágico es una modernización de antiguos rituales de varias procedencias y que tienen su origen en las legendarias "botellas encantadas"; hechizos practicados desde el vudú hasta la wicca y que tienen como primordial objetivo concentrar energía mágica dentro de un frasco o recipiente, energía mágica, para algún objetivo específico. En este caso en particular, controlar la envidia o las acciones mágicas que nos desee enviar o nos esté enviando cualquier persona a quien podemos considerar como un rival o enemigo en cualquier aspecto de nuestras vidas.

El efecto de este hechizo no es hacer daño ni dominar en absoluto a quien le perjudica: lo que se logra es, anular por completo cualquier energía negativa que la persona en cuestión desee enviar sobre uno (desde chismes malintencionados hasta embrujos e incluso acciones directas como intento de agresiones ó maquinaciones contra usted o su trabajo)

Elementos a necesitar:
1-Un frasco pequeño de vidrio con tapa.
2-Un pedazo de papel.
3-Sal común.
4-Agua consagrada.

Pasos a seguir:
1- Tome el pedazo de papel y corte una cinta delgada de no más de 2 centímetros de ancho por 6 de largo. Tome una lapicera cualquiera (el color es indistinto pero puede optar por tinta negra o verde) y escriba el nombre completo de la persona que desea anular (mínimo primer nombre y apellido)

Mientras hace esto y el resto del hechizo, no debe recitar ninguna oración, solo concéntrense en la persona y en las acciones que ha hecho o prevee hacer en su contra; piense en que toda esa mala fe que esa persona desea enviarle quedará encerrado dentro de la botella.

2-Una vez escrito el nombre, con los dedos, convierta en papelito en un palito de papel e introdúzcalo en el frasco; agregue un poco de sal y finalmente llene a solo un tercio de su capacidad, el frasco con agua consagrada. Tape el frasco. Está hecho.

3-Tome su frasco y métalo dentro del congelador. No necesita hacer más y bien puede "olvidarse" de su rival o enemigo "congelado". Pasados 7 días, podrá descubrir que toda acción de esa persona ha quedado absolutamente paralizada o que sale de su vida de manera definitiva. En casos graves, puede necesitarse de entre 12 y 18 días.

RECOMENDACIONES:
Si tiene más de un rival o enemigo, no llene su refrigerador de frascos.. este hechizo suele tener menor efecto cuando se ha realizado al menos tres veces, por lo que máximo puede realizarlo a tres personas a la vez.

Por: Reynaldo Silva.

Go Back

Comment