Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Cordón de protección con piedra

Las piedras de las hadas, mal conocidas como piedras de bruja por un error bastante extendido y común, son piedras que tienen un agujero natural que las atraviesa creadas por la erosión hídrica. Se pueden encontrar en playas oceánicas y en lechos de ríos o arroyos. Encontrarlas puede ser difícil, así que siéntete bendecido si te topas con una por accidente, ya que esas son las más afortunadas de todas.

Pensando que se trataba de una piedra protectora, se colgaron piedras de este tipo en la antigüedad para protegerse de los terrores nocturnos y las brujas. Se usaba una piedra de hada como piedra para la videncia, se decía que uno podía mirar a través del agujero en la piedra y ver dentro del reino de las hadas, de ahí su nombre.

Para hacer un cordón de protección con una de estas piedras, necesitarás tres pies (un metro) de cordón negro y una piedra de hada.

Desliza el cordón a través de la piedra y ata el cordón al final. Este será tu primer nudo. Amarrarás ocho nudos más, para un total de nueve. Mientras atas cada nudo, concéntrate en tu intención.

Cuando termines, cuelga tu cordón de protección cerca del umbral de tu casa.

Escrito por su autor, MONICA CROSSON
Traducido y adaptado por Templo Dragón
Publicado por Llewellyn Worldwide Ltd. ® ™ ©

Go Back

Comment