Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Mitos y Malentendidos En La Brujería del Cerco

A lo largo de los años he escuchado muchas frases que no tienen sentido, y por razones que desconozco se han construido ideas un tanto extrañas alrededor del Cerco. Por eso hoy quiero remover mi caldero para organizar términos y aspectos, para que tengamos una estructura más sólida y más clara sobre el Arte del Cerco. Sin ánimo de ofender ni dañar a nadie, solo explico lo que se, aquello que me enseñaron. Cada cual que acepte lo que comparto o que simplemente no lo tome si no lo desea. Eso si, cualquier comentario constructivo que queráis dejar aquí en el blog es bienvenido. Realmente veréis que parece que quiero repartir escobazos a unas personas o a otras, pero no es esa la razón, que el Cuervo me saque los ojos si así fuese, solo quiero compartir y clarificar.

Una de estas ideas del Cerco ya la comenté y expliqué en otro post, que puedes leer pulsando aquí, y el resto vamos a tratarlos hoy. Ya son muchos los años que llevo en este Viejo Arte, comencé en la Brujería Tradicional Europea y continué por el Arte del Cerco gracias a una chica y a un chico que cabalgaban el Cerco en otro país, personas maravillosas gracias a las cuales me di cuenta que lo que yo creía viajes astrales eran  Vuelos (no son lo mismo y obviamente tienen características diferentes). Pero ni de ellos, ni de otras personas con las que aprendí más tarde, escuché jamás tales cosas como las que voy a exponer hoy. Consideraré estas frases como mitos y malentendidos sobre el Cerco.

1- “El Cerco se protege a si mismo”. El Cerco no tiene que protegerse de nada, el Cerco existe desde el principio del Universo, cuando las diferentes dimensiones se separaron y seguirá existiendo después de que la raza humana desaparezca del universo. Se expande y se contrae, pero no se tiene que proteger de nada porque nada ni nadie lo va a dañar. El Cerco simplemente es. Es el límite, la frontera entre este mundo y el otro, y nosotros somos Aquellos que viven perpetuamente con un pie a cada lado de ese límite, viviendo ambas realidades a la vez.

2- “El Cerco ha llegado intacto a nuestros días”. Nadie a mantenido el Cerco intacto, los Brujos del Cerco no pertenecemos a una sociedad secreta que ha guardado un conocimiento heredado solo para unos pocos, si lo quieres creer bien por ti. Por desgracia el Cerco ha sufrido grandes perdidas desde aquellas primeras Mujeres Sabias que cruzaban la frontera para obtener conocimientos velados al resto de los mortales, pero también es cierto que muchas de sus prácticas, costumbres y sabiduría se mantuvieron y se perpetuaron gracias al saber popular, a diversos escritos olvidados, a la herencia de conocimientos y a los conocimientos obtenidos al otro lado del Cerco. Estos últimos son los más importantes, pero ello no implica que todo lo que se me ocurra o me venga en una ideación pertenezca al otro lado del Cerco. Una cosa es que yo componga un hechizo con mi saber  e “intuición” y otra cosa que lo obtenga del otro lado. A mi abuela le enseñó su abuela, pero ¿quien nos dice que la tátara abuela no cambio algo o probó a usar romero en vez de artemisa para hacer su adivinación en el pozo? Esto no es el fin del mundo, ha sucedido siempre y seguirá sucediendo.

3- “En el Cerco llamamos gentiles a las personas no mágicas”. Como si viviéramos en una novela de Harry Potter, los muggles, quiero decir, los gentiles, son aquellas personas “no brujas”. Hay una confusión con este termino, relacionado seguramente con que etimológicamente se ha llegado a pensar que en tiempos antiguos significó “gente de fuera”, extranjero, etc. ¿igual alguien pensó que se llamaban así a las personas de fuera del Cerco? Lo desconozco, pero la realidad es que nunca tuvo tal significado. Ya en la antigua Roma y en los textos Evangélicos se llamaban Gentiles a las personas que no eran judíos, y a los que también luego se cristianizaron, y más tarde se refirieron a las personas no cristianas o no convertidas. Y de hecho, mas adelante se convirtió en sinónimo de las personas que pertenecían a familia noble o adinerada, pero nunca se relacionó con el Cerco ni con la Brujería en exclusividad. Así podría seguir con muchos temas de vocabulario, sobre cosas a las que se les ha puesto otro nombre más bonito solo para darle misterio, pongamos como ejemplo que en el Arte del Cerco a los huesos se le llama huesos, y no tienen ningún otro nombre. Y hay un largo etcétera que no voy a continuar porque no merece la pena. Pero para resumir si alguien está usando un lenguaje mistérico sin explicar que significa, es solo para hacerse el interesante, para captar la atención, seguramente para compensar carencias.


4- “A las Brujas del Cerco se les llama Hedge o Hedges”. En este tema de vocabulario si voy a detenerme porque resulta básico y quizás hasta resulte polémico. La palabra Hedge por si sola en inglés significa cerco, cerca, valla, etc. Si vas a Inglaterra (o Estados Unidos) y le dices a una bruja del Cerco que eres una Hedge, se quedarán mirándote y no entenderán muy bien a que te refieres, solo sabrán lo que eres si les dices la palabra completa Hedgewitch. En España en un grupo de aprendizaje que teníamos hace ya muchos años, comenzamos a llamarnos Cercos por abreviar. En círculos donde nos movíamos con otros practicantes de brujería nos identificábamos diciendo esta mujer es Cerco, o aquel chico es Cerco, pero solo por abreviar y como algo autóctono. En los grupos tanto ingleses como americanos y alemanes en los que estudie siempre decían la palabra completa Hedgewitch, tanto para definir a las mujeres en el Cerco como también a los hombres. Y esto me lleva al último pero más importante punto…

 

5- "Los brujos del Cerco que se identifican con el genero masculino se llaman Hedgers". Si de nuevo nos vamos a un país de habla inglesa descubriremos que hedger significa “coberturista”, es algo similar a un especulador de la bolsa de valores. Hedger witch, no existe como palabra ni en la zona de habla inglesa ni alemana. Por cierto, sin animo de ofender a quien se defina así tampoco existe nada llamado “bruja de cobertura” en español, esto es sólo una mala traducción. Todos estos términos y puntualizaciones quizás puedan parecer casi tonto tener que aclararlos, pero creo que a estas alturas del cuento era necesario.


Si yo sabía esto ¿porque me puse Corvus Hedger como nombre? Bueno algunos de vosotros lo sabéis porque os lo conté hace años. Pero hablando con sinceridad fue una forma de que muchas personas reconocieran de que íbamos a hablar en el blog. A partir de ahora cambiaré todo a mi nombre original Corvus Hex, que es el nombre que tenía previamente, o simplemente Corvus.

Habrá quien piense que busco ofender o confundir a las personas, si se ofenden no es mi intención, y la verdad, la sinceridad entregada con el corazón dudo mucho que jamás pueda confundir a nadie. Seguramente hay quien diga que a mí me enseñaron mal o que no me enseñaron las personas indicadas o mil invenciones. Creedme no hay ninguna sociedad secreta que guarde los misterios del Cerco. El Cerco es como es, simple y silencioso, pero no secretista, el Cerco ha sido siempre un camino personal y solitario. 

 

Fuente: Corvus Hedger, grimoriodecorvus.blogspot.com

Go Back

Comment