Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Componentes mágicos del hogar

EL HOGAR O LUMBRE.
Se entiende por HOGAR al sitio de la lumbre en la cocina, la chimenea o el Altar. Antes de existir la calefacción central, el hogar era el centro de la casa, el protector de la vida durante los fríos meses de invierno, el fuego para cocinar las comidas y el sitio de reunión de la familia.
Todo esto ha hecho que, desde los tiempos primitivos, el hogar haya sido el más popular y el más acogedor lugar de la casa. Ya que hoy en día las chimeneas son raras en las casas modernas y en los apartamentos, podemos establecer un FUEGO SAGRADO, basado en una lámpara de aceite, y que ha de mantenerse encendido de forma continua. Al final de este tomo, en la sección práctica, se explicarán las fórmulas para inaugurar un Fuego Sagrado, y para realizar su renovación. Mágicamente, el fuego es el elemento de transformación a través del cual ocurren los verdaderos cambios. Es visto como parte de la chispa de la vida que existe dentro de todas las cosas. También es cierto que puede ser destructivo, pero el cambio o mutación sólo puede provenir de la desintegración de lo impuro y vetusto. La verdadera razón de esa destrucción es la regeneración. La CHIMENEA es prácticamente el corazón de la casa y un altar erigido a las fuerzas de la naturaleza, las cuales continuamente dibujan las líneas de la vida. La chimenea es también una entrada mágica, tal como lo atestiguan las ideas acerca de Santa Claus, bajando por ella. Si se trabaja adecuadamente la chimenea desde el punto de vista mágico, ésta representará tanto la purificación del hogar -con el humo que sale de ella- como la llegada de dones ocultos a través de su hueco.
 
PUERTAS Y VENTANAS.
La PUERTA, tal como hemos hablado anteriormente, ha captado la atención de poetas, místicos y magos. La puerta representa el paso a otro mundo, o bien, la llegada de algo de otra dimensión. También las VENTANAS poseen sus propiedades mágicas y su tradición. Si éstas son los ojos de la casa, la puerta es la boca. Ambas poseen propiedades especiales y generalmente son consagradas y protegidas para evitar que entren en la casa energías hostiles o, también, que se pierdan energías benefactoras residentes dentro del hogar. Aun cuando una puerta no es algo de excesivo valor desde el punto de vista material, desde la perspectiva mágica todos sus componentes (dintel, marco, umbral, llaves) poseen casi sagradas cualidades y, por ello, muchos de los ritos oficiados con las puertas son de naturaleza protectora. Ya desde la antigüedad, estas propiedades ocultas eran conocidas y utilizadas hasta tal punto, que en estructuras sagradas como las de Stonehenge y otras áreas megalíticas de Europa, los dólmenes eran elementos fundamentales. Como sabemos, un DOLMEN está formado por dos piedras rectangulares situadas a modo de columnas y sobre las cuales descansa una tercera piedra, creando un umbral de fuerza. La puerta es un lugar ideal para atraer ciertas energías y dones al hogar. En los monumentos megalíticos, por ejemplo, se aprovechaba el inicio de los equinoccios y solsticios para solicitar y atraer las fuerzas positivas de la nueva estación que comenzaba.
 
LAS LLAVES
tienen su propia magia y poseen una enorme importancia en antiguas religiones. Hécate tenía las llaves del Universo; a Jano, dios romano de las puertas, se le representaba frecuentemente sosteniendo llaves; antiguas sacerdotisas llevaban llaves para simbolizar un intenso y mágico contacto con sus divinidades... El símbolo de la llave y la CERRADURA es prácticamente universal, representando la llave el elemento fálico o masculino y la cerradura el elemento receptor o femenino. Ampliando un poco más el significado esotérico de las ventanas, podemos referirnos a su etimología en el inglés.
"Window" significa ventana, palabra que proviene de "wind's eye", que significa "ojo del viento".
Elementos tan sencillos y habituales como las CORTINAS poseen un significado protector, al tamizar la luz solar y al impedir que miradas ajenas penetren en el hogar. Las VIDRIERAS, ampliamente utilizadas en las grandes catedrales del gótico, expresan la llegada de la luz divina y las manifestaciones físicas de ésta, simbolizadas en dibujos alegóricos de una gran carga esotérica. Una práctica parecida pero más asequible consiste en colgar por el lado interior de las ventanas puntas de cristal de cuarzo o figuras geométricas de cristal, para que la luz solar se descomponga en cientos de pequeños arco iris. El arco iris representa también la llegada de la luz espiritual y su manifestación o diversificación en diferentes colores o vibraciones.
 
 
Fuente: Alma Amenti

Go Back

Comment