Menu
header photo

Templo Dragón

Templo de la Tradición Nativista Correlliana, de la Religión Wicca; en México y en el Mundo Entero

Samhain

Samhain representa la muerte del Dios para renacer después en Yule. Es la celebración más importante del año. Marca el fin del ciclo de la rueda del año. Es el año nuevo wiccano.
 
Es un momento mágico en el que los mundos se tocan. Es hora de recordar a los ancestros, rendir tributo a nuestros antepasados que han fallecido. Representa el ritual de la última cosecha, la recolección de hortalizas y tubérculos.
 
Es el momento del año para liberarse de las debilidades (en los viejos tiempos el ganado pequeño que no soportaría el invierno era sacado de la manada y sacrificado). Es también un tiempo propicio para la adivinación, para saber qué nos espera en el año venidero.
 
Hemos llegado al final de la rueda del año. Meditamos sobre todas las muertes que hemos tenido que enfrentar en este ciclo, cosas, amistades, situaciones, etc, que dejamos atrás.
El final y el principio son uno en la rueda del año, al igual que la muerte y el renacimiento, meditemos sobre nuestras ideas y sentimientos sobre este paso que todos habremos de dar…..
 
CORRESPONDENCIAS DE SAMHAIN
Incienso: copal, sándalo, mirra.
Colores: negro, anaranjado, blanco, dorado y plateado.
Bebidas: vinos y sidras calentadas con especias.
Hierbas y plantas: crisantemo, ajenjo, manzanas, peras, avellano, cardo, granadas, todos los granos cosechados, todas las frutas cosechadas, todas las nueces cosechados, calabaza, maíz.
Comida: remolachas, nabos, manzanas, maíz, nueces, calabazas, pan de jengibre, pie de calabaza, pan de muerto (México).
Tradiciones: Dejar un plato de comida afuera de la casa para alimentar a los espíritus, dejar encendida una vela blanca cerca de una ventana para guiar a los espíritus de regreso a las tierras del eterno verano.
 
PLEGARIA DE SAMHAIN
Temible Señor de las Sombras, Dios de la Vida y Dador de Vida. Pues conocer la Muerte, es conocerte. Abre de par en par te lo ruego, las Puertas por las que todos debemos pasar. Deja que nuestros seres queridos, que se han marchado, Vuelvan esta noche para divertirse con nosotros.
Y cuando nos llegue el momento, como así debe ser Oh, tú, el Confortador, el Consolador, el Dador de Paz y Descanso, Entraremos en tus reinos contentos y sin miedo; Pues sabemos que una vez revivificados y descansados entre nuestros seres queridos.
Volveremos a nacer por tu gracia, y por la gracia de la Gran Madre. Que sea en el mismo lugar y el mismo tiempo que nuestros amados, Y que podamos encontrarles y conocerles y recordarles, Y amarles de nuevo.
Desciende, te rogamos, en tu siervo.
 
Gerald Gardner.
 
 
Fuente: Luz Celeste Juarez

Go Back

Comment